Un nuevo violin

Este cuento trata sobre la evoluciòn de un mùsico, desde que es un estudiante hasta llegar a ser un verdadero maestro del instrumento .

Hay muchos que se quedan en la estapa de estudiante, sin saberlo, aunque hayan obtenido un diploma y completado una carrera, (salvo algunas exepciones ) o haber hecho ciertos cursos no llegan a ser estos verdaderos maestros del instrumento .

Al protagonista de esta historia le llevò la vida ( años) aprender a se maestro del instrumento; pasando por el fracaso, la verguenza, la desesperaciòn, el miedo, la agitaciòn , el abatimiento, la frustraciòn, hasta llegar a trascender todos estos sentimientos y estados anìmicos,y llegar a tocar sin tener nada que perder o ganar.

Esta historia debe leerse por lo menos tres veces , lentamente y luego se debe meditar y pensar, y aplicar a nuestra propia vida, sabiendo dilucidar en que parte de la vida de èste mùsico estamos situados .Luego asì sabremos cùan lejos o cerca estamos de ser verdaderos maestros del instrumento.

En realidad el cuento habla de una flauta , pero yo lo cambiè por un violìn ; por ser propicio al marco de esta pàgina web,pero se podrìa aplicar a cualquier instrumento, ya que esto es irrelevante, porque lo importante , es el camino de aprendizaje de nuestro joven mùsico.

Debe tenerse presente que quien lea e interiorize esta historia habrà logrado evolucionar en el estudio del instrumento, mirando desde una perspectiva elevada el estudio del violìn .

Esta historia trasciende la enseñanza y el aprendizaje que se hace por un tìtulo o un diploma , ya que èsto està fuera nuestro, mientras que la mùsica debe estar adentro.Asì como lo refleja nuestro maestro tocando vestido de harapos,pero interiormente con una riqueza como persona y como mùsico .

UN NUEVO VIOLIN

En Europa inventaron un nuevo violìn. Un maestro de mùsica descubriò las sutiles bellezas de su tono y lo llevò a su paìs , donde diò conciertos por todas partes .Una noche se reuniò con una comunidad de mùsicos y amantes de la mùsica que vivìan en cierta ciudad. Al final del concierto lo invitaron a tocar . Sacò el violìn nuevo y tocò una pieza . Cuando terminò hubo un silencio en la habitaciòn durante largo rato . Luego se oyò la voz del màs viejo de los presentes desde el fondo del salòn : “Como un dios ” .

Al dìa siguiente, mientras èste maestro hacìa las maletas para marcharse , los mùsicos se le acercaron y le preguntaron Cuànto se tardarìa en aprender a tocar el nuevo violìn , “AÑOS” respondiò.Le preguntaron si tomarìa un alumno y respondiò que sì. Cuando se fuè , los mùsicos decidieron entre ellos enviarle un jòven , un violinista brillantemente talentoso, sensible a la belleza ,diligente y confiable . Le dieron dinero para vivir y para pagar las clases del maestro y lo enviaron a la capital,  donde aquel vivìa.

El alumno llegò y fuè aceptado por el maestro , quien le diò una sola melodìa simple para tocar . Al principio el alumno recibiò instrucciòn sistemàtica , pero aprendìa con facilidad todos los problemas tècnicos . Llegaba para la clase diaria, se sentaba y tocaba la melodìa…y el maestro solo podìa decir: ” falta algo” . El alumno se esforzaba de todas las formas posibles ; practicaba horas y horas , pero dìa tras dìa , semana tras semana , todo lo que el maestro decìa era , “falta algo”.El alumno pidiò al maestro que cambiara la melodìa, pero el maestro se negò.  La ejecuciòn diaria de la melodìa y la diaria respuesta”falta algo” continuaron durante meses. La esperanza de èxito del alumno y su miedo al fracaso se intensificaban , y oscilaba entre la agitaciòn y el abatimiento.

Finalmente ya no pudo seguir soportando la frustraciòn. Una noche hizo la maleta y huyò sigilosamente. Siguiò viviendo un poco màs en la capital, hasta que se quedò sin dinero .Empezò a beber. Por fin, ya en la miseria ,volviò a su tierra natal . Como le daba verguenza mostrar la cara a sus colegas, encontrò una choza en el campo. Todavìa poseìa sus violines , todavìa tocaba , pero no encontraba nueva inspiraciòn en la mùsica. Los granjeros que pasaban lo oyeron tocar y le enviaron a sus hijos para que les enseñara los rudimentos. De esa manera viviò durante años.

Una mañana alguien golpeò a su puerta. Era el virtuoso màs viejo del pueblo , junto con el màs joven de los estudiantes.Le dijeron que esa noche darian un concierto  ,y que todos habiàn decidido que no se harìa sin su presencia.Con cierto esfuerzo vencieron los sentimientos de miedo y de verguenza del mùsico , quièn casi en trance tomò su violìn y fuè con ellos. Comenzò el concierto. Mientras el mùsico esperaba detràs del escenario nadie interrumpiò su silencio interior . Por fin , al final del concierto, lo llamaron al escenario . Se presentò con sus ropas harapientas. Mirò el violìn que tenìa en las manos : descubriò que habìa elegido el violìn nuevo .

Entonces se diò cuenta de que no tenìa nada que ganar ni nada que perder. Se sentò y tocò la misma melodìa que habìa tocado tantas veces para su maestro en el pasado. Cuando terminò se hizo un largo silencio. Luego se oyò la voz del màs viejo , quièn dijo con suavidad desde el fondo de la habitaciòn:” como un dios”.

Consejos para estudiar un pasaje musical .

Cada violinista querrìa alcanzar el màximo de perfecciòn tècnica para poder expresarse sin ninguna traba mecànica .

Pero muchas veces los que llegan a esto no usan èste medio para tocar mùsica de calidad , sino que se conforman con que el pùblico los llame virtuosos .

La tècnica no deberìa ser un fin para alcanzar fama de virtuoso , sino que es un medio para alcanzar lo màs bello y sublime de la mùsica .

Saber estudiar sin perder el tiempo , es un arte en sì mismo, y son raros los casos en lo cual se ve èsto. Pero mediante el buen uso de la inteligencia y una firme y constante voluntad se puede perfeccionar nuestra forma de estudiar las obras . Los lìmites para la perfecciòn del estudio de las obras no existen .

El procedimiento siguiente no debe tomarse como algo absoluto , ya que cada mètodo de estudio puede perfeccionarse cada vez màs .

Hay muchos que “estudiando” siete u ocho horas diarias, hacen menos progresos que le que estudia tres o dos horas , esto se debe a la forma de encarar el estudio de las obras.

Repetir y repetir un pasaje sin que la desafinaciòn , entre otras cosas , no desaparezca, es trabajo inùtil y tiempo perdido de una ejecuciòn negativa, trabajo dañoso, ya que si no corregimos nuestras fallas, por màs que repitamos , la falla al final serà parte nuestra, consolidando nuestros defectos; mas bien los ejercicios deben ser ejecutados para alcanzar la perfecciòn mecànica.

Para llegar a esto, hay que madurar còmo persona y còmo mùsico, y  èsto no es tan fàcil de poner en pràctica.

Cuando se estudia una obra , debe estudiarse por secciones pequeñas , por pasajes ; en las cùales sepamos , veamos y escuchemos fallas.Tambièn hay que pensar de dònde provienen las fallas , si son del arco o de la mano izquierda , cada una contiene mùltiples dificultades .Hay que ser inteligente y estar atento y saber en dònde fallamos , por medio de la reflexiòn .

Cuando hayamos hecho este trabajo y dilucidado de dònde proviene el problema se procederà de la siguiente manera :

1) Se estudiarà lentamente el trabajo en cuestiòn ( ver post por què estudiar lentamente)

2) Luego se simplificarà el pasaje ( por ejemplo si son corcheas , ejecutarlas primero como negras , o si el pasaje es ligado se ejecutarà desligado )

3) Se variarà el pasaje ( ver op. 3 de Sevcik ; por ejemplo tocar con diferentes golpes de arco , en otra posiciòn , etc. )

4) Y luego se complicarà el pasaje ( por ejemplo si son sueltas , ligarlas, cambiar de posiciòn , etc.)

Este procedimiento debe hacerse hasta que los obstàculos hayan desaparecido .

Cuando los obstàculos hayan desaparecido , ejecutar el pasaje normalmente , cuidando la mayor perfecciòn rìtmica y sonora a un tiempo moderado.

Luego tocar cinco compases antes de la dificultad, ya trabajada, y cinco compases despuès ; lentamente. Luego ir acelerando el movimiento hasta llegar al tiempo final del pasaje . Si se llegara a tropezar luego en el mismo pasaje o en algùn otro, repetir el procedimiento.