Posiciòn del brazo y de la mano izquierda

El brazo izquierdo debe estar vuelto hacia el interior del pecho,bien colocado bajo el fondo del instrumento ,teniendo cuidado de que no se apoye al cuerpo,como generalmente hace el niño cuando comienza a cansarse .

La tercera falange lateral del ìndice se apoya levemente frente al mango  .La parte interna de la falange superior del pulgar , justamente delante de la tercera falange del ìndice .

Evitese en absoluto apretar el mango del violìn entre el ìndice y el pulgar y sobre todo de apoyar el mango en la concavidad de èstos dos dedos. Entre el pulgar y el ìndice debe haber siempre un pequeño espacio vacìo ,de modo que se pueda introducir facilmente un làpiz .

No basta que el codo sea bien colocado bajo el fondo del violìn , es necesario que la muñeca cumpla una rotaciòn hacia el interior , para acercar al mango la parte de la palma del meñique , de modo que los dedos estèn siempre sobre el diapasòn ,prontos a caer, como pequeños martillos sobre las cuerdas . La mano forma una lìnea recta con el antebrazo y de ninguna manera la muñeca va forzada ni hacia el interior ni hacia el exterior .

Cuidese que las articulaciones de los dedos y de la muñeca estèn completamente elàsticas y flexibles , porque el alumno crea inconscientemente, cierta rigidèz que dañarà màs adelante la libre independencia de los dedos .

Funciòn de la mandibula y posiciòn de la cabeza para sostener el violìn

El violìn va sostenido por la presiòn de la mandibula sobre la mentonera y ayudado en parte por el brazo izquierdo. La parte izquierda del fondo del violìn se apoya sobre la clavìcula izquierda con la base del instrumento bien adherida al cuello . Se baja ligeramente la cabeza y se baja el maxilar izquierdo con una presiòn decidida sobre la mentonera; el mentòn toca levemente el cordal . Si la presiòn de la mandibula sobre la mentonera es demasiado dèbil , el violìn se desvìa fàcilmente y acaba por resbalarse en el medio del pecho . La cabeza debe estar apenas inclinada hacia la izquierda , de modo que la mirada recorra comodamente el diapasòn .

Cuidese que el mentòn no haga ninguna presiòn sobre el cordal , para no correr el riesgo de apartarlo de su sitio , influyendo desfavorablemente sobre la afinaciòn del instrumento. Òbservese que el alumno no tome la mala costumbre de inclinar excesivamente la cabeza hacia la derecha o hacia a la izquierda , ni mucho menos que use la mentonera como una almohada apoyando en ella toda la mejilla . Posiciones , èstas , absolutamente reprochables tanto tècnica como estèticamente.

Manera de tener el arco con los dedos de la mano derecha

1-El pulgar debe ser tenido ligeramente doblado siempre , frente al dedo medio

2- La distancia de los dedos debe ser mantenida naturalmente , arqueados o flexionados siempre , ni muy abiertos ni muy cerrados , sin rigidez, pero mòrbidos y elàsticos ,con las articulaciones sumamente flexibles .

3_ La flexibilidad del pulgar es de la mayor importancia, su dureza comunica rigidez a los mùsculos del antebrazo , y sobre todo las articulaciònes de la muñeca, y sin una muñeca flexible serà imposible màs adelante obtener una correcta conducciòn del arco.

4_ El alumno debe meditar sobre cada detalle que explica el maestro , y que observe el màs mìnimo particular detalle, empleando en modo especial su voluntad y su atenciòn .

5- Màs adelante, èstos movimientos conscientes se convertiràn con el ejercicio y la repeticiòn , en dominio del subconsciente , pero al principìo serà necesario desarrollar absolutamente en ellos , el sentido de la reflexiòn.

6_ Siempre explico a mis alumnos teòricamente los detalles , luego con el ejemplo pràctico, porque no hay nada como el ejemplo para simplificar reglas .