Los movimientos expresivos del violinista

La expresión del rostro en  los músicos, asì como los movimientos exagerados del cuerpo en la ejecución,se considera de dos maneras:

  1. La que desde el punto de vista científico considera a los movimientos expresivos como parte inseparable del estado intelectual.
  2. La que apoyada en principios escolásticos , rechaza tales exteriorizaciones como viciosas.

La primera teoría està basada sobre un principio psicofisiològico , de que todo estado emocional tiene su correspondiente reflejo en el rostro y en el cuerpo.

La segunda teoría expone que las expresiones demasiado visibles , como los movimientos exagerados en la ejecución tan frecuente en algunos instrumentistas ,en las cuales influye perjudicialmente a éstos en : dotar de un aire teatral y artificioso y por restar con un desgaste inútil de energía en la eficacia del trabajo técnico.

Se puede deducir que tendríamos que observar un punto intermedio entre èstas dos posturas. Exagerar toda expresión es malo y reaccionar contra toda expresión es también perjudicial.

El interprete comprensivo y eficaz mantendrá el cerebro atento a sus emociones, pero solo para regularlas dentro de un marco de unidad y proporción. Mantendrá entonces su poder analítico, pero no tratara jamàs de reaccionar contra la verdadera emoción que produce el carácter emocional de la obra .

Cómo ser disciplinado en el estudio del violín

  1. La intensidad del estudio es proporcional al grado  de comprensión y no al número de horas que se le dedica .
  2. Aprender a razonar con orden sobre cualquier dificultad .
  3. Los estados morales o de ánimo influyen sobre el resultado del estudio.La tristeza, el mal humor, la angustia son estados  adinámicos o sea  , desfavorables para realizar los movimientos de la técnica.En tales circunstancias aconsejo suspender el estudio  hasta serenarse.
  4. Al menor indicio de cansancio o dolor , suspender el estudio momentáneamente .
  5. Insistir en un ejercicio, cuando se tienen indicios de cansancio es atentar contra el arte y la propia integridad física .
  6. Lavarse las manos con jábon y agua antes y después de estudiar el violín.
  7. Cuando no puede vencerse una dificultad técnica, no debe insistirse mucho tiempo en ella. Hay que analizar la dificultad también desde lejos y dejar que el cerebro, lejos del instrumento solucione el problema.
  8.  No se estudia más de 45 minutos por vez, intercalando descansos de tal vez 30 minutos,a fin de mantener la mente y las manos en optimas condiciones de frescura para abordar la próxima sesión de estudio.
  9. Evitar el uso excesivo de tabaco, alcohol, y en la alimentación , ésto trae consecuencias funestas para la salud en general y para el cerebro en particular.

¿Cómo el violinista puede resistir al cansancio?

  1. Conocer lo movimientos mecánicos de la técnica del instrumento .
  2. Dominar y ser consciente de los movimientos de los dedos, mano, antebrazo,  brazo,y hombro .
  3. Desarrollar la elasticidad de ambas manos y del tacto.
  4. Respirar bien y profundamente .
  5. Conocer los movimientos de reposo de la mano izquierda y de las articulaciones del miembro superior derecho.
  6. Diferenciar entre movimientos activos y pasivos .
  7. Convencerse de que el dominio técnico del violín no es cuestión de horas  sino de raciocinio( cerebro) .
  8. Hacerse el hábito de investigar la causa de un defecto técnico, en lugar de tratar de eliminarlo sin tratar la causa que lo produce.
  9. Estudiar o practicar en periodos de 30 o 40 minutos máximo.
  10. Estudiar o practicar pequeños pasajes de las obras o ejercicios haciéndolos a la mejor perfección.

Sobre el cansancio del violinista

Dos pueden ser las causas que determinan esta dolencia en el violinista:

1 ) por falta de una base científica en el mecanismo .

2) un concepto erróneo en su forma de practicar.

Está de moda todavía , el antiguo método que considera el número de horas dedicadas al ejercicio diario del instrumento como factor principal para el desarrollo de la técnica, es decir, “mientras más horas estoy con el instrumento mejor voy a tocar “.

Es cierto que cuando el violinista practica y le dedica tiempo al instrumento indudablemente tocará mejor,pero es falso que si practicamos muchas horas y tenemos un concepto erróneo en la forma de practicar no progresaremos con el violín. En general estos violinistas se entregan a un entrenamiento casi inconsciente, donde el cerebro pasa a segundo plano.

La repetición reiterada de dificultades técnicas en las cuales se realizan con malos movimientos, llegan con el hábito a ser efectuadas automáticamente, en consecuencia, esto obliga al violinista a un aumento constante de trabajo para poder dominar las mismas . Ya con esto el violinista prepara el terreno y se predispone a tener los síntomas del cansancio

Sobre la posición de los dedos de la mano izquierda y su separación natural

Sobre el grado de curva de los dedos sobre la cuerda , dependerá exactamente el sitio de apoyo en la yema .

El grado de curva de todos los dedos ha de ser siempre el mismo, el pulgar tiene una función tan importante como los cuatro dedos del mecanismo.El pulgar desempeña dos roles: oposición en los movimientos prensibles de la mano del violinista y para medir el avance o retroceso de toda la mano  . Así como el pulgar sujeta el talón del arco( se mantiene flexionado) así también flexionado se mantiene sobre el mango.

La separación natural de los dedos es: de un tono del primero al segundo, un semitono del segundo al tercero y un tono del tercero al cuarto .

Con esta digitación se pueden llegar a tocar todas las escalas mayores en tres octavas.

Teniendo en cuenta que los movimientos de los dedos están regidos por el apoyo del pulgar , la presión que éste deberá desarrollar, estará en relación directa con la fuerza de cada uno de los dedos, conservando al mismo tiempo su elasticidad para el cambio de posición .

Con respecto a la curvatura de los dedos sobre las cuerdas , téngase presente , que cuando apoyamos los dedos sobre una cuerda por ejemplo el La, los dedos no deben rozar el Mi ,o sea la cuerda que le es inmediatamente inferior.