El violinista y su entorno musical

Una de las razones de por qué los grandes músicos llegaron a ser lo que fueron ,fué que les ayudó su entorno, o en su defecto,buscaban las circunstancias para crear un entorno favorable que ayudara a su tarea .

Por ejemplo: cuando un equipo de fútbol está por jugar un partido importante , sé que los jugadores antes de comenzar dicho partido ,se predisponen unos días antes a lo que se llama”concentración” . Supongamos también , que un atleta que tenga que correr una carrera de velocidad, no se cuidara en las comidas, se acostara tarde ,etc, en fin , llevara una vida desordenada con respecto a su disciplina , las semanas anteriores a dicha carrera , por supuesto no llegará apto para tal competencia . Lo mismo sucede cuando pretendemos tocar el violín y no estamos alineados con la Música .

Si por ejemplo, escuchamos por mucho tiempo música que tiene otro tipo de fines como por ejemplo: el baile, el entretenimiento, lo sensual, romántica, melancólica o triste, etc  y después queremos tocar un ejercicio para violín de técnica pura ,es obvio que nos costará realizarlo de manera correcta ,nos parecerá árido, frío , sin sentido y hasta tal vez innecesario. Y no es el problema en sí del ejercicio, sino de nuestra perspectiva equivocada que tenemos de él . El problema es que nosotros no estamos alineados ni enfocados en la música pura.

Una experoencia: una vez un alumno vino a clase . Le dí que hiciera un ejercicio técnico para el violín, pero pasados los minutos, le resultaba difícil resolverlo . Entonces le dije: dejá el instrumento un momento. Le hice escuchar muy atentamente algunos pasajes de las sinfonías de Beethoven , y me aseguré de que se compenetrara con la música que estabamos escuchando y que pudiera darse cuenta de lo grandioso de aquella Música. Una vez que hicimos ésto le dije que retomara el violín y que realizara el ejercicio que le había dado anteriormente, y pudo realizarlo de la manera correcta con éxito. ¿qué pasó? Según mi manera de ver , dicho alumno se alineo , se concentró, se enfocó con la música del genio de Beethoven , se puso en sintonía con él. Luego me dijo: unas horas antes de asistir a clases ,escucharé siempre música clásica , porque sentí que me alineó, me enfocó con la música .

Claro, si tenemos el hábito de escuchar música tipo salsa y después queremos tocar el violín , no nos predisponemos para el estudio del instrumento . Creo que si nos habituamos a escuchar música relacionada con el violín ,nos predispondremos mejor para las clases, para el estudio y práctica.  Si llevamos una vida de disipación ,es obvio que cuando tengamos que recogernos para poder concentrarnos en tal o cuál ejercicio, nos costará más de lo debido . Debemos aprender a hacer “la previa” antes de tomar el instrumento

 

Algunas consideraciones,que se deberían tener antes de comenzar las clases de violín

  1. El violín como lo conocemos, fue creado varios siglos antes de nuestro tiempo. Su naturaleza, su mecanismo, su esencia, fué concebida en el pasado. Tengamos presente que en aquellas épocas,la gente vivía a un ritmo muchos menos acelerado que hoy, tenían más tiempo para dedicarse a la vida interior, en efecto ,tenían más tiempo; ya que no había tanta variedad de cosas y distracciones como las hay hoy . Existía una atmósfera de quietud y reposo, en tales circunstancias se podía pensar más claramente, sin tanto bullicio como en el mundo actual. Hemos avanzado en tecnología y ciencia, pero hemos dejado la vida interior que se vivía en aquellos siglos, la música no era tan violenta y erótica como lo es hoy ,sino más pura y con fines más elevados y verdaderamente artísticos, no mercantilísticos . Creo que para poder tocar el violín, en parte, en algún aspecto deberíamos retroceder en en el tiempo y adquirir de alguna manera algo de esa conciencia y esencia y atmósfera de la cuál en aquellos siglos fué creado el violín .
  2. También creo que no hay instrumento más directo entre el ejecutante y el propio instrumento musical, que el violín. El violín es un instrumento que pone de manifiesto muy directamente el estado emocional ,físico y psiquico de la persona que lo toca. Esto se debe a la alta sensibilidad del violín. Por ejemplo ,cuando estamos tensos o nerviosos ,el arco empieza a saltar descontroladamente sobre las cuerdas y nuestro sentido auditivo, esencial para la entonación , se anula, de repente nos quedamos como sordos,y otros desordenes de índole similar.
  3. Se debe tener alta tolerancia a los desaciertos y errores . Se dice que errar es humano y perdonar es divino, o perdonarse a sí mismo . Es muy posible de que cuando empecemos las clases de violín ,cometamos muchos errores y desaciertos . Esto en parte es normal ,porque querer tocar el violín vendría a ser una actividad completamente nueva ,tanto desde el punto de vista físico, emocional y psiquico. No debemos tener tan altas expectativas en cuánto y tanto de nuestro progreso en el dominio del violín. Primero deberíamos pensar en aprender a dominarnos a nosotros mismos. Se debe empezar con mucha humildad , sin querer esperar cosechar los frutos velozmente. Tenemos que darnos tiempo, dándole tiempo al tiempo. En una sociedad de una cultura tan acelerada, es normal que querramos ver los resultados de nuestro estudio y esfuerzo prontamente. Pero si insistimos en tener estas altas expectativas y estos pensamientos, pronto nos enfrentará la realidad . Se debe considerar que tocar el violín es un proceso, una maduración ,un aprendizaje complejo en el cuál debemos saber esperar. Todo lo bueno le llega al que sabe esperar. Tenemos que considerar los tiempos de la Naturaleza y no el que a nosotros se nos ocurre. Si vivimos en un estado de aceleración , como si no fuéramos parte del ritmo de la Naturaleza Viviente,pronto nos enfermaremos de algún u otro modo, ya sea física, emocional o psiquicamente .
  4. El 95% de la naturaleza del violín, con la cuál se llega a dominar el instrumento, corresponde al sentido auditivo. Por eso debemos estar dispuestos a escuchar y pensar en el sonido que producimos. Vivimos en una época muy bulliciosa, con la cuál nos atontamos aturdiendonos de un montón de cosas superfluas. El violín exige, por el contrario, silencio interior y escucha atenta interior . El prestarnos atención a nosotros mismos , me refiero al sonido que producimos y también al que deseamos, hará que nuestros progresos sean rápidos y seguros . Deberíamos practicar más escuchar nuestro exterior con mayor atención.
  5. En definitiva, creo que para poder tocar el violín debemos cultivar y tener más vida interior . Por medio de la música podemos llegar a realizarnos como personas  en todos los aspectos de nuestra vida , inclusive el espiritual . Creo que estudiar el violín, sacará lo mejor de nosotros , ejercitando virtudes como la paciencia,la esperanza , la disciplina, la fortaleza, la templanza , la prudencia, etc. y también alta conciencia de la estética y la belleza. Todo lo que queramos arrebatarle a la Naturaleza y al Tiempo,con más o menos violencia, nos sera arrebatado de la misma manera en algún momento . La música es un medio para cultivar nuestra vida interior.