Cómo ser disciplinado en el estudio del violín

  1. La intensidad del estudio es proporcional al grado  de comprensión y no al número de horas que se le dedica .
  2. Aprender a razonar con orden sobre cualquier dificultad .
  3. Los estados morales o de ánimo influyen sobre el resultado del estudio.La tristeza, el mal humor, la angustia son estados  adinámicos o sea  , desfavorables para realizar los movimientos de la técnica.En tales circunstancias aconsejo suspender el estudio  hasta serenarse.
  4. Al menor indicio de cansancio o dolor , suspender el estudio momentáneamente .
  5. Insistir en un ejercicio, cuando se tienen indicios de cansancio es atentar contra el arte y la propia integridad física .
  6. Lavarse las manos con jábon y agua antes y después de estudiar el violín.
  7. Cuando no puede vencerse una dificultad técnica, no debe insistirse mucho tiempo en ella. Hay que analizar la dificultad también desde lejos y dejar que el cerebro, lejos del instrumento solucione el problema.
  8.  No se estudia más de 45 minutos por vez, intercalando descansos de tal vez 30 minutos,a fin de mantener la mente y las manos en optimas condiciones de frescura para abordar la próxima sesión de estudio.
  9. Evitar el uso excesivo de tabaco, alcohol, y en la alimentación , ésto trae consecuencias funestas para la salud en general y para el cerebro en particular.

¿Cómo el violinista puede resistir al cansancio?

  1. Conocer lo movimientos mecánicos de la técnica del instrumento .
  2. Dominar y ser consciente de los movimientos de los dedos, mano, antebrazo,  brazo,y hombro .
  3. Desarrollar la elasticidad de ambas manos y del tacto.
  4. Respirar bien y profundamente .
  5. Conocer los movimientos de reposo de la mano izquierda y de las articulaciones del miembro superior derecho.
  6. Diferenciar entre movimientos activos y pasivos .
  7. Convencerse de que el dominio técnico del violín no es cuestión de horas  sino de raciocinio( cerebro) .
  8. Hacerse el hábito de investigar la causa de un defecto técnico, en lugar de tratar de eliminarlo sin tratar la causa que lo produce.
  9. Estudiar o practicar en periodos de 30 o 40 minutos máximo.
  10. Estudiar o practicar pequeños pasajes de las obras o ejercicios haciéndolos a la mejor perfección.

Sobre el cansancio del violinista

Dos pueden ser las causas que determinan esta dolencia en el violinista:

1 ) por falta de una base científica en el mecanismo .

2) un concepto erróneo en su forma de practicar.

Está de moda todavía , el antiguo método que considera el número de horas dedicadas al ejercicio diario del instrumento como factor principal para el desarrollo de la técnica, es decir, “mientras más horas estoy con el instrumento mejor voy a tocar “.

Es cierto que cuando el violinista practica y le dedica tiempo al instrumento indudablemente tocará mejor,pero es falso que si practicamos muchas horas y tenemos un concepto erróneo en la forma de practicar no progresaremos con el violín. En general estos violinistas se entregan a un entrenamiento casi inconsciente, donde el cerebro pasa a segundo plano.

La repetición reiterada de dificultades técnicas en las cuales se realizan con malos movimientos, llegan con el hábito a ser efectuadas automáticamente, en consecuencia, esto obliga al violinista a un aumento constante de trabajo para poder dominar las mismas . Ya con esto el violinista prepara el terreno y se predispone a tener los síntomas del cansancio

Sobre la posición de los dedos de la mano izquierda y su separación natural

Sobre el grado de curva de los dedos sobre la cuerda , dependerá exactamente el sitio de apoyo en la yema .

El grado de curva de todos los dedos ha de ser siempre el mismo, el pulgar tiene una función tan importante como los cuatro dedos del mecanismo.El pulgar desempeña dos roles: oposición en los movimientos prensibles de la mano del violinista y para medir el avance o retroceso de toda la mano  . Así como el pulgar sujeta el talón del arco( se mantiene flexionado) así también flexionado se mantiene sobre el mango.

La separación natural de los dedos es: de un tono del primero al segundo, un semitono del segundo al tercero y un tono del tercero al cuarto .

Con esta digitación se pueden llegar a tocar todas las escalas mayores en tres octavas.

Teniendo en cuenta que los movimientos de los dedos están regidos por el apoyo del pulgar , la presión que éste deberá desarrollar, estará en relación directa con la fuerza de cada uno de los dedos, conservando al mismo tiempo su elasticidad para el cambio de posición .

Con respecto a la curvatura de los dedos sobre las cuerdas , téngase presente , que cuando apoyamos los dedos sobre una cuerda por ejemplo el La, los dedos no deben rozar el Mi ,o sea la cuerda que le es inmediatamente inferior.

Sobre la necesidad de libertad de la mano izquierda del violinista

Acomodar el violín entre el mentón y la clavícula izquierda,manteniendo la estabilidad del instrumento sin recargar su peso sobre la mano, es el primer punto de partida.

Sobre esto (eliminación de peso sobre la mano izquierda) no existen dos criterios diferente. Puesto que si la mano izquierda desempeñara papel activo para sostener el mango del violín , haría dificultoso su desplazamiento a lo largo del diapasón ( cambios de posición etc).

Ahora, en cuanto al sistema o forma de llegar a tal finalidad existen diferentes conceptos algunos lógicos y otros absurdos.

Mantener estable el instrumento sin intervención de la mano izquierda y dejando el antebrazo y mano en completa libertad es el primer postulado.

Para lograr la coordinación y elasticidad en la sucesivas flexiones de los dedos, es indispensable mantener el antebrazo libre , para lo cual el codo debe sentirse sostenido o suspendido por el brazo.

Aconsejo para lograr este fin los ejercicios diarios de Edmund Singer , op. 1 de Sevcik libro 1( los ejercicios de dobles cuerdas ) y el op. 8 de Sevcik sobre los cambios de posición.

Con estos ejercicios la acción de cada dedo ganará paulatinamente en precisión y velocidad, puesto que su presión excesiva se habrá reducido a la indispensable.

La presión excesivamente viciosa de los dedos impide el libre desplazamiento de los mismos y que es consecuencia del empleo excesivo de la energía nerviosa y muscular.

Con estos ejercicios será notable el desarrollo de la velocidad y el sonido adquirirá mayor extensión( se despega el arco de la cuerda en el cual también puede haber un exceso de peso) y seguridad así como en la afinación, y la natural regularidad del vibrato.

El violinista frente a los Conservatorios y su decadencia

La caridad hacia los huérfanos, mendigos, enfermos, etc. se practicaba en muchos lugares y desde mucho tiempo atrás. Pero Venecia les dió una dimensión musical especialisima . Al conceder una selecta educación a las muchachas del más selecto origen, Venecia fue unos de los más grandes centros Europeos de la música instrumental y vocal.

¿Qué era un Conservatorio realmente hace siglos atrás? ¿Cuánto queda en este siglo de verdadero con respecto a los primeros Conservatorios?

Desde el año 1500, Venecia se había enfrentado a un recrudecimiento del abandono infantil y a la imposibilidad de garantizar condiciones de vida dignas a los huérfanos tras guerras, epidemias, etc.

La Iglesia comenzó a hacerse cargo de ésta infancia desheredada en instituciones a las que llamaron Conservatorios.

Había que formar , por supuesto cristianamente a los huérfanos, pero también cultural y profesionalmente,para hacerlos capaces de ganarse la vida o ayudar a la misma obra.

La música ocupó un lugar central en los Conservatorios, niños y adolescentes recibieron una educación de muy alto nivel , de allí saldrían los mejores músicos de Europa.

Había cuatro grandes Conservatorios en Venecia y uno de ellos aceptaba solo jovencitas, el Conservatorio llamado La Piedad, fundado en 1346.

La duración de la estancia en los conservatorios era de 15 años promedios( las muchachas estaban internadas).

Las más modestas , las que no tenían aptitudes para las materias artísticas o intelectuales, se llamaban “muchachas del común”.Su educación era de orden general. Las más dotadas, aquellas que tenían cierta disposición para las materias del espíritu, eran llamadas”muchachas del coro” y recibían una educación específicamente musical.

Entre tantas plagas, el Conservatorio La Piedad logró la excelencia musical en razón de la presencia entre sus paredes de Antonio  Vivaldi.

El renombre del Conservatorio llamado La Piedad  , venía de la educación musical sin precedentes que impartían a las jovencitas.

Lo que al principio fué un medio de distracción y cultivación de las jóvenes, se convirtió en la razón de ser de esas casa, y  la principal razón de su concurrencia( la música), así nacen los Conservatorios de música .

Los Conservatorios se encontraron gobernados por congregaciones privadas y laicas , la Iglesia tan sólo se encargaba de la parte pedagógica.

La muchachas del coro eran la flor y la nata de esos Conservatorios. Iniciadas en la música desde los seis años, debían al institución un mínimo de quince años de servicios musicales , tras lo  cual tenían luego la triple opción: de casarse, tomar el velo o quedarse en el Conservatorio. Ellas tomaban todos los días clases de música desde los seis años hasta que eran mayores.

La disciplina era rigurosa y la vida cotidiana bastante austera, las muchachas del coro disfrutaban de una alimentación mejor y ropas más cálidas que las muchachas del común, de educación más severa.

El Conservatorio La Piedad, se fué especializando cada vez más en los conciertos instrumentales.

Las muchachas, encantadas especialmente por las novedades introducidas por Vivaldi  , adquirieron un nivel instrumental inigualado.

En tal universo radicalmente femenino, se procuraba contratar el mínimo de profesores masculinos.

Antonio Vivaldi no accedió jamás al puesto supremo de “maestro de coro”,lo cual constituye una paradoja,porque él es uno de los mejores compositores y violinistas de su época.

Su especialidad era la orquesta de cuerdas.

Entró al Conservatorio la Piedad  el primero de Septiembre de 1703 como maestro de Violín tenía 25 años y hacía seis meses que era sacerdote.

La situación profesional y social de Vivaldi no era fácil, pues su empleo era cuestionado cada año por votación de los administradores.Si no convenía, se lo despedía de inmediato y si cumplía bien su función podía seguir durante otro año y así sucesivamente.

¿Cúantos profesores actuales de  Conservatorios no desempeñan correctamente su función y tienen carencias en muchos aspectos, y todavía siguen ahí cobrando y viviendo del Estado?

Entonces los contratos eran de un año,  renovables y el voto de los administradores inapelable .

Vivaldi se encontró entre los primeros en  notarlo.

Nadie es profeta en su tierra: el hombre que otorgaría una reputación sin igual a las concertistas de La Piedad   se vió afrontar la adversidad de los votos en contra.

En 1709 , Vivaldi no obtuvo la mayoría requerida de votos y debió abandonar el Conservatorio hasta 1711, en que fué nombrado nuevamente profesor de Violín .

Otra vez se produjo lo mismo en 1716 hasta 1717 .

Consideremos a tantos profesores de Violín mediocres que siguen dando clases en los conservatorios actuales hasta jubilarse sin que nadie controle y verifique su capacidad para dar clases , comparados con el genio extraordinario de Antonio Vivaldi el cuál fué expulsado varias veces del Conservatorio La Piedad.

Fué principalmente para las alumnas de La Piedad que Vivaldi compuso 600 conciertos y sinfonías para cuerdas y 100 sonatas .

El violín, instrumento personal del Cura Pelirrojo es con toda lógica el solista más frecuente.

Vivaldi imponía en función de las clases que impartía y de las mejores alumnas de que disponía en cada momento.

Ahora pensemos y consideremos el ejemplo de los primeros Conservatorios, llenos de disciplina y profesores de altísimo nivel con la pobreza institucional y pedagógica de los Conservartorios actuales .

Es hora de darnos cuenta que estamos perdiendo un valiosisimo tiempo y talentos por un conservatorio actual que deja mucho que desear comparado con los primeros Conservatorios de Venecia y de toda Italia en las cúales había una seria competencia y compromiso de los profesores que además eran compositores y virtuosos del instrumento como lo era Antonio Vivaldi, que cada año eran sometidos a exámenes por los administradores que buscaban ante todo la excelencia musical de profesores y en consecuencia de alumnos para el bien y la cultura de su ciudad , la cuál llegó a ser Venecia el centro de toda actividad musical en aquellos años .

 

 

El violinista y la orquesta

Desde el punto de vista puramente técnico instrumental,estando en una orquesta no se beneficia ni la calidad del sonido ni la afinación del violinista.

Porque entre tantos timbres diferentes más el volúmen de toda la orquesta no se puede escuchar perfectamente la afinación , y con respecto al sonido es facil camuflar el sonido entre los otros integrantes de la orquesta y entre los violinistas mismos.

Sin embargo la actividad profesional comienza desde la orquesta.

Muchas veces las necesidades de la vida obligan a buenos violinistas a aceptar contratos de orquesta que nada de común tienen con el verdadero arte. He aquí el peligro que acecha a los jóvenes violinistas, que no tienen una visión clara del arte y se dejan arrastrar por las circunstancias de la vida, pasándose la vida de una orquesta a otra descuidando el verdadero estudio del violín.

También muchas veces buenos violinistas se extravían pensando solamente en la parte económica y material, y hacen que se desvanezca la ilusión primera de hacer verdadero arte.

Se debería rechazar toda actividad y contrato que impide el estudio y conocimiento del violín, porque por poco dinero se desperdicia la habilidad del violinista.

En las orquestas oficiales, son tantos ensayos diurnos y nocturnos incluidas las funciones, (muchos integrantes de orquesta también trabajan como profesores en conservatorios) y todo esto agota las energías del violinista, y le quitan toda voluntad y posibilidad de ocuparse de sí mismo , en cuánto a progresar en el estudio del violín.

En la orquesta del teatro ,es muy difícil controlar la ejecución y el cansancio que sobreviene influye en crear un estado de ánimo que todo lo deja pasar, anulando reacciones de corrección, estimulos y deseos de perfeccionamiento.

También el primer violín en las orquestas se confunde con la masa, y no puede ser tratado con delicadeza ni con provecho personal.

Quién puede destacarse y no le apremia el problema económico,debe buscar otro camino para acercarse al verdadero arte , porque la orquesta no es el camino sino una desviación.

La carrera de violinista

  1. No hay un solo alumno que no haya tocado en un solo concierto como solista o como integrante de una orquesta , mucho antes de terminar sus estudios y de haber obtenido el diploma .
  2. En las aulas de los conservatorios los “artistas” en potencia se habitúan con el público , experimentando las primeras ansias , las primeras alegrìas(o las ùltimas)  y las primeras amarguras.
  3.  Cada joven violinista cree poseer las dotes de Paganini , ya que para ello, contribuye el elogio desproporcionado de parientes y amigos . Una cosa es juzgar y alentar al alumno y otra es aprobar al artista consagrado .
  4. Una vez obtenido el diploma , el violinista debe afrontar la tarea màs difícil: hacerse camino y realizar los ideales que lo han inducido a seguir la carrera del arte.
  5. En poco tiempo, se produce la selección a los violinistas que asignan la categoría de: inepto, perezosos ,y abre la puerta a los mejores dotados( no acomodados) y preparados , a los osados y constantes.
  6. La habilidad no basta para alcanzar el éxito , sino va unida a una voluntad férrea , a un espíritu fuerte constante y luchador , propio de los seres superiores .
  7. Luego està el factor “suerte”. La suerte tarde o temprano pasa por nuestro lado y se entrega solamente a quien sabe y puede tenerla .
  8. La preparación es la única fuerza que debe nacer de nosotros , la suerte es la fuerza que emana de Dios .
  9. Ramas de la carrera:

A) Violinista de orquesta

B) Violinista de música de cámara

C) Profesor de violin

D) Concertista( solista )

Còmo llegar bien preparado a un exàmen de violìn

  1. Es lógico que los alumnos se dejen dominar por cierta nerviosidad .
  2. El maestro tiene la obligación de ayudar al alumno a dominar sus nervios .
  3. En un exàmen de violìn se sienten los mismos nervios que cuando se toca en público (solista) .
  4. Se supone que el alumno ha preparado el concierto con varios años de anticipación, los últimos meses antes del concierto se deben dedicar solo al repaso , sino se llega a esta instancia ( de repaso) , es que està mal preparado .
  5. El trabajo intenso de algunas semanas de preparaciòn al concierto , no sustituye el estudio tranquilo de los años .
  6. Si se prepara intensamente el concierto unas semanas antes, se llegarà agotado a la fecha del exàmen , cuando en realidad se debe llegar fresco ,para obtener una ejecución calma, que no deje la impresión del esfuerzo y fatiga .
  7. Para  un exàmen se debe preparar no con dos meses de anticipación ,sino con dos o màs años de anticipación, este llegarà con la conciencia tranquila al exàmen de violìn.
  8. Minutos antes del exàmen o concierto , es mejor retirarse y aislarse , porque el bullicio conduce al estado de exitaciòn peligrosa .Antes, solo y con toda tranquilidad se debe ejecutar lentamente las escalas y algún pasaje difícil del concierto .
  9. Ante los profesores o el público , hay que dominarse, si hay errores de afinación de sonido o de ritmo al principio del concierto no hay que darle mucha importancia, es mejor preparar bien los primeros compases de las obras así, se comienza con firmeza y eso infunde valor para seguir adelante .
  10. El miedo y los nervios , muchas veces nacen de la pretenciòn de hacer màs de lo que se sabe hacer . Hay que conformarse con lo que se sabe y se pueda tocar bien.
  11. Hay también medios técnicos para dominar los nervios: los acentos , los respiros, una pausa, un silencio.Si se respeta esto se obtendrà mayor calma y claridad, la nerviosidad se controlarà en los pasajes difíciles y rápidos .

Còmo ser un buen violinista y no abandonar antes del intento.

El que en verdad quiere ser un buen violinista debe poseer o formarse en las siguientes cualidades:

1) Afàn: afán por querer tocar cada dìa mejor .

2) Sacrificado: sacrificar como por ejemplo una salida entre amigos , o una reunión familiar o tal vez privarse de leer un libro o ver una película ,etc, por el hecho de quedarse a estudiar el violìn.

3) Aprender a avanzar en los momentos de oscuridad: muchas veces tenemos claridad en nuestro estudio diario del violìn y sentimos que avanzamos y seguimos con alegría y sabemos en dònde estamos y hacia donde vamos , pero muchas otras veces el estudio del violìn se vuelve àrido y sin sentido y no sabemos dònde estamos ni a dònde vamos. Es ahí cuando por ejemplo debemos de pedir consejos y aferrarnos aùn màs a los ejercicios que forman la base de nuestra técnica como por ejemplo escalas y arpegios, y seguir nuestro camino aùn en la oscuridad de no saber què va a pasar, la cuàl cuando menos lo esperemos desaparecerà por la virtud de la constancia y el afán de perfeccionarnos en el estudio diario del violìn .

4) No desfallecer jamàs: pasar por encima de nuestros estados de ànimos y/o emociones, sentimientos es muestra ya de perfección.

5) Pasar por alto los errores: en el sentido que si nos equivocamos en alguna nota por ejemplo , tenemos que seguir adelante , ya que somos seres humanos propensos a equivocarnos y aprender la lección que el error o equivocación nos està enseñando .

6) Desoír los halagos : muchas veces las personas (familiares, amigos, etc e incluso nosotros mismos) nos halagan o nos auto halagamos por lo que hemos interpretado en el violìn , si por los halagos nos creemos que no tenemos nada que aprender o nos creemos que tocamos a la perfección, nos equivocamos porque es mucho màs lo que no sabemos que lo que sabemos , porque demasiados halagos hacen creer que tocamos bien, sin embargo todavía seguramente tenemos mucho que aprender y perfeccionar.

7) Dejarnos guiar por nuestro maestro interior : debemos sincerarnos con nosotros mismos y también confiar en nuestro instinto en el sentido de saber a dònde estoy parado y que necesito para llegar a donde quiero.

 

 

En Còrdoba violìn te ayudamos a formar el carácter que necesitàs y no abandonar antes del intento .