El violinista y la paciencia

Así como el camino hacia la santidad, o la investigación meticulosa científica etc, el estudio del violín requiere de una virtud irremplazable: la paciencia.

Dice Alberto Bachmann en su enciclopedia del violín : el secreto de todo real progreso en el estudio del violín es la paciencia . También Humberto Leonard en su libro La Gimnasia del Violinista pone en énfasis la paciencia y la perseverancia para lograr resultados, o como dijo Santa Teresa:la paciencia todo lo alcanza o dicho de otro modo ,todo se alcanza con la paciencia.

Querer dominar o tocar alguna canción o estudio o concierto saltando de a tres, seis o siete escalones por vez , hasta llegar a tocar o interpretar el tema ,es posible , pero hay que tener presente que se está salteando importantes pasos evolutivos y que después   en el futuro ,irremediablemente el violinista tendrá que lamentar .

Esto sucede porque se siente la tentación de acudir a un resultado de una manera fácil, una poción mágica ,una distracción o bien una forma de abandonar toda la cosa.

Es extraño, es como un choque de sentimientos encontrados y opuestos que por un lado se quiere dominar cierto tema o canción , pero por el otro lado el violinista quiere deshacerse de aquel tema para comenzar otro nuevo, sin haber aprendido aquel bien,  procediendo de esta manera  se entra círculo vicioso en el cuál no se aprende bien una cosa y enseguida se quiere empezar con otra nueva .

En éstas circunstancias albergamos tremendas dudas sobre nuestras vidas y sobre el arte de aprender a tocar  violín.Ante esto debemos hacer alguna limpieza mental, juntar todos los juicios negativos que nos hemos hecho en nuestra vida a  nosotros mismos y quemarlos, para despertar otra vez a una actitud confiada.

De otro modo nuestra conciencia del tiempo , o los límites del tiempo que nos toca vivir  puede hacer perder calidad a nuestro estudio o trabajo .

El tema o canción que queramos aprender ,y nosotros mismos , debemos ser una sola cosa. Si yo actuo a partir de una separación de sujeto-(yo) y objeto (el tema o canción) éste será algo ajeno a mí, querré terminarlo rápido y seguir con mi vida. Dentro de ésta interpretación de la realidad entre sujeto y objeto, de separación, automáticamente experimentamos como frustraciones más bien que como desafíos, aprender a tocar algún tema. Pero si la vida y el arte son una sola cosa, nos sentiremos libres de trabajar sobre cada nota del tema o canción, como si tuviéramos una infinita cantidad de tiempo y energía.Ésta es la percepción acertada de la realidad dentro de la cúal debemos aprender a tocar el violín .

Con ésta disposición generosa, abundante hacia nuestro tiempo y nuestra identidad, podemos perseverar con una firme y alegre confianza , logrando un mayor y un mejor resultado.

En nuestro mundo y en el tiempo que nos toca vivir , en el cúal todo cambia rápidamente ,no hay una base objetiva para perseverar en el camino de la paciencia , excepto saber que otros lo han hecho y han sobrevivido,  llamese Bach , Mozart, Beethoven ,etc .

Hay que tener fé que nuestro objetivo es correcto .

 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.