El violinista y su entorno musical

Una de las razones de por qué los grandes músicos llegaron a ser lo que fueron ,fué que les ayudó su entorno, o en su defecto,buscaban las circunstancias para crear un entorno favorable que ayudara a su tarea .

Por ejemplo: cuando un equipo de fútbol está por jugar un partido importante , sé que los jugadores antes de comenzar dicho partido ,se predisponen unos días antes a lo que se llama”concentración” . Supongamos también , que un atleta que tenga que correr una carrera de velocidad, no se cuidara en las comidas, se acostara tarde ,etc, en fin , llevara una vida desordenada con respecto a su disciplina , las semanas anteriores a dicha carrera , por supuesto no llegará apto para tal competencia . Lo mismo sucede cuando pretendemos tocar el violín y no estamos alineados con la Música .

Si por ejemplo, escuchamos por mucho tiempo música que tiene otro tipo de fines como por ejemplo: el baile, el entretenimiento, lo sensual, romántica, melancólica o triste, etc  y después queremos tocar un ejercicio para violín de técnica pura ,es obvio que nos costará realizarlo de manera correcta ,nos parecerá árido, frío , sin sentido y hasta tal vez innecesario. Y no es el problema en sí del ejercicio, sino de nuestra perspectiva equivocada que tenemos de él . El problema es que nosotros no estamos alineados ni enfocados en la música pura.

Una experoencia: una vez un alumno vino a clase . Le dí que hiciera un ejercicio técnico para el violín, pero pasados los minutos, le resultaba difícil resolverlo . Entonces le dije: dejá el instrumento un momento. Le hice escuchar muy atentamente algunos pasajes de las sinfonías de Beethoven , y me aseguré de que se compenetrara con la música que estabamos escuchando y que pudiera darse cuenta de lo grandioso de aquella Música. Una vez que hicimos ésto le dije que retomara el violín y que realizara el ejercicio que le había dado anteriormente, y pudo realizarlo de la manera correcta con éxito. ¿qué pasó? Según mi manera de ver , dicho alumno se alineo , se concentró, se enfocó con la música del genio de Beethoven , se puso en sintonía con él. Luego me dijo: unas horas antes de asistir a clases ,escucharé siempre música clásica , porque sentí que me alineó, me enfocó con la música .

Claro, si tenemos el hábito de escuchar música tipo salsa y después queremos tocar el violín , no nos predisponemos para el estudio del instrumento . Creo que si nos habituamos a escuchar música relacionada con el violín ,nos predispondremos mejor para las clases, para el estudio y práctica.  Si llevamos una vida de disipación ,es obvio que cuando tengamos que recogernos para poder concentrarnos en tal o cuál ejercicio, nos costará más de lo debido . Debemos aprender a hacer “la previa” antes de tomar el instrumento

 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.